Previous Next
0

El pequeño comercio se resiste a desaparecer, especialmente en la part forana, donde las grandes superficies no tienen tanta influencia en el consumidor. Por ello hay que apoyar a estos comerciantes, que vertebran y dan vida a los pueblos.

Este es el propósito principal de la exposición Comerciants , presentada en Ca s'Apotecari de Santa Maria. La fotógrafa Mònica García ha pasado dos febriles meses retratando a todos y cada uno de los comerciantes del municipio, desde hosteleros hasta mecánicos, pasando por panaderos, peluqueros y un largo etcétera.

Un pedazo de la vida cotidiana del pueblo ha quedado reflejada en este centenar de fotografías. García ha sido la encargada de dar forma a una idea que inicialmente surgió de Toni Jaume, regidor de Comerç i Hisenda del municipio que, consciente de la importancia del comercio tradicional, quiso que quedaran todos estos retratos a modo de testimonio y homenaje.