Imagen de los dos cisnes con los polluelos. | T. Ayuga

4

La pareja de cisnes que vive en el estanque de s’Hort del Rei ha ampliado la familia con la incorporación de seis nuevos polluelos que ya se aventuran en el agua.

Llegados a este emblemático espacio de Ciutat hace cuatro años, los dos cisnes sólo se decidieron a criar el año pasado, cuando nacieron por estas mismas fechas tres pequeñas aves.

Los padres, que en la actualidad tienen cinco años de edad, forman pareja desde 2009, cuando llegaron al estanque desde Natura Park, para sustituir a los cisnes negros que ocupaban el lago artificial diseñado por el arquitecto Gabriel Alomar en la reforma de esta zona histórica llevada a cabo en los años sesenta. Turistas y residentes se acercaron ayer a disfrutar del espectáculo de ver a estas hermosas aves acompañando los primeros baños de sus hijos, aún de plumón gris.