La cadena de restaurantes mallorquina Skalop ha iniciado su expansión más allá de las Islas con la apertura de su primera franquicia en Pamplona, donde se servirán los típicos platos de esta cadena y a la vez bocadillos de sobrasada y pa amb oli, y también ensaimadas servidas por el Forn Fondo así como algunos platos típicos de Navarra.

A la inauguración, celebrada el pasado 8 de febrero, asistieron los propietarios de la franquicia y las propietarias de la cadena, Cristina Ripoll y sus hijas, María David, Cristina y Marta Seguí y una amplia representación balear, así como estudiantes de la Universidad de Navarra y representantes del mundo de la restauración