Además de la colonia sueca residente en la Isla, muchos ciudadanos, como se apreció ayer en la plaça de Cort, disfrutan de la tradición navideña sueca que abre sus festejos el 13 de diciembre, Santa Lucía. | Pere Bota

1

La festividad de Santa Lucía llenó la plaça de Cort, ayer por la tarde, de un público ávido por escuchar las canciones interpretadas por alumnos del colegio Sueco de Mallorca.
Tras el concierto ofrecido, en la plaça de Cort, por la Banda Municipal de Música de Palma, dirigida por Juan Giménez y compuesta por una formación de 40 músicos con instrumentos de viento y percusión, el coro de Santa Lucía salía de la plaça Major dirección al Ajuntament de Palma, por la calle Colón, donde esperaban el alcalde, Mateo Isern y la princesa Brigitta de Suecia. Malín Edhall, de 14 años de edad, representó a Santa Lucía luciendo una corona de siete velas y encabezando una comitiva de 65 niños y niñas de edades comprendidas entre ocho y 15 años. Durante el recorrido los jóvenes cantaron el tema Santa Lucía, portando un vela encendida y llegando hasta los bancos del Ayuntamiento donde interpretaron otros temas en inglés, Catalán y castellano, además del sueco. Por otro lado, también se instaló un pequeño mercadillo navideño sueco donde se pudieron adquirir desde artesanía hasta el glögg, vino caliente o las cocas de jengibre, bollos de azafrán o de canela.
lJulián Aguirre
Foto: Pere Bota