Grupo de artistas durante la fabulosa actuación. | E.M.

0

El nombre del balneario es perfecto y el marco no pudo ser mejor para celebrar la fiesta que recordaba los años más divertidos del siglo anterior en el que muchos, por cierto, nacimos. Solo pensarlo me da escalofríos. Lo que más me gusta, que es la fantasía infinita, el lujo atómico y desatado en forma de collares de perlas, lentejuelas, elegantes guantes, increíbles vestidos vintage, largas y voluminosas plumas y champán, mucho champán, volvieron a la vida para celebrar y revivir al Gran Gatsby en Beach Club Gran Folies la noche estrellada de septiembre cuando el otoño ya se olía.

Como cada año, el entorno se transforma para dar lugar a la fiesta más renombrada y a la que no falta nadie a orillas de Cala Llamp. Entre tanto lujo al estilo charlestón, el más característico de los años 20, no pudo faltar la actuación de diversos artistas que, dirigidos por Igor Santos, dejaron con su espectáculo maravilloso al público boquiabierto. Se habla mucho de Ibiza, pero aquí nada hay que envidiar. Bailarinas acróbatas, música en vivo, performance y hasta un mimo que con sus movimientos corporales y su gestualidad consiguió arrancar más de una carcajada.

La brocha culinaria a esta gran noche la puso el chef Alex Arquero, que durante toda la temporada ha estado plasmando sus viajes por el mundo en sus creaciones. ¡Y en esta ocasión no iba a ser menos! Y si bien tendremos que esperar al año que viene para disfrutar de esta fiesta –o de la conocida Full Moon bajo la luna llena de agosto, que ya echamos de menos–, todos los locales destinados al ocio, como el Beach Club Gran Folies continúan con sus puertas abiertas para disfrutar del paraíso mediterráneo un poco más. Eso significa que todos han decidido alargar la temporada visto que la demanda sigue alta. ¿No es la mejor de las noticias poder disfrutar del verano en otoño?