Previous Next
0

Los señores de Balda recibieron en su preciosa casa de Costa de los Pinos a un grupo de amigos para celebrar el verano en la mejor compañía.

Fue una cena deliciosa, seguida de tertulia todavía mas deliciosa, pues la conversación con el matrimonio y sus amigos siempre es interesante, alegre y generosa. En esa ocasión además, nos encantó poder disfrutar con la compañía de una señora excepcional, de personalidad destacada y señorío más que evidente. Les hablo de Lucía, duquesa de Maura, a la que siempre es un placer ver en las cenas de sociedad, pues destaca con una elegancia innata de las que no se compran.

Ñita Balda fue, y es, una gran anfitriona, al igual que lo es su marido. Son padres de 9 hijos y abuelos de 9 nietos. Y no pierden jamás la sonrisa. Acabo con algo muy de este mes.