Previous Next
0

El bailarín Joaquín Cortés eligió el Hotel Son Caliu y sus maravillosas instalaciones para disfrutar de unas vacaciones en familia. Atrás queda la estrella que copaba las portadas de la prensa del corazón, el que enamoró a Armani con su torso desnudo, el que llenó telediarios con Naomi Campbell, que casi pierde el oremus por él, el genio de las tablas más sexy.

Hoy es ya otro ser, calmo, discreto y enamorado de los suyos, que le quisieron acompañar en estos días de sol y mar, de comida sana bajo la pérgola y piscina privada. Joaquín se mostró lo justo, a mí particularmente me basta.

Joaquín y Mónica Moreno forman una pareja fantástica que sonríe a la vida junto a sus dos hijos, sanos y mirando de frente al futuro.