Previous Next
0

Nuestra casa, a la que ya reconocen en las fotos, lo sé, volvió a ser escenario de un almuerzo entre amigos entrañable pues juntamos a lo mejor de lo que tenemos en la familia para celebrar el cumpleaños de dos de nuestros miembros más ilustres, Álvaro y Dominik, que ustedes también conocen y quieren.

Al menos así me lo dicen los que me paran por la calle para decirme que gracias a estas natas son como de su familia, y cuando no les saco les echan de menos. Les advierto que ya tenemos a dos más, Ted y Todd, que me roban todo el protagonismo.

Fue mágico, lo que les decía, juntar a los guapísimos Roberto Santos y a su marido Rafa Ramos Torrens, al entrenador Jose Antonio Correa, que además de guapo es simpático y educado, y su perrito teckel Pepito, y a su amiga Lida Grimalt, y a Emilio Esteban-Infantes, nieto del militar y político del mismo nombre. También estuvo Jaime Colomar, que es como de la familia, en fin, como lo son todos nuestros amigos.