Previous Next
0

La arquitecto Teresa Sapey, un genio en muchos sentidos, inteligente y lista, y súper divertida, aprovechó la visita de su hija, también arquitecto y miembro del estudio de su madre.

La comida italiana es una máxima en casa Sapey, el buen ambiente y la falta de pretensiones convierten esta casa palacio del centro de Palma en un oasis de modernidad dentro de la tradición, esto es, sabiduría.

Conversar con Teresa y su hija es también un regalo del cielo. Ojalá fuera capaz de transmitírselo.