Anantapur se llena de arte pitiuso por una causa solidaria

|

Valorar:
preload
Ell grupo de artistas participantes.

Ell grupo de artistas participantes.

07-03-2018

Entre el 8 y el 18 de este mes de febrero 14 de artistas asentados en las Islas Baleares fueron invitados por la Fundación Vicente Ferrer para desarrollar un proyecto basado en el arte y la cooperación en Anantapur, la región de la India donde trabaja desde hace mesio siglo esta fundación. Entre ellos, estaban los ibicencos Júlia Ribas, Adrián Cardona y Carles Guasch y el formenterés Enric Riera.

La iniciativa contó con el apoyo del Institut de la Llengua i la Cultura de les Illes Balears (Illenc), fue bautizada con el nombre Ruta de arte Mata Ombres 2018 y estuvo comisionada por el gestor cultural Antoni Torres Martorell y coordinada por la antropóloga Isabel Pizà, delegada de la Fundación Vicente Ferrer en Baleares. No en vano, este viaje se trata de la segunda parte de una campaña que se presentó durante el mes de septiembre del año pasado con la intención de que las obras de estos artistas sirviera «para dar voz y luz» a los colectivos más olvidados con los que trabaja en la India esta fundación que en este 2018 cumple cincuenta años de su llegada al país.
Según explicó Júlia Ribas, antes de crear cada una de las obras se pidió a cada autor que sus creaciones «pudieran establecer un diálogo entre el artista y las personas que posteriormente las contemplaran, tanto si eran población local de Anantapur como visitantes» para que después, Daniel Knight, coordinador del departamento de arquitectura de la fundación, les buscara la ubicación más apropiada, entre hospitales, escuelas, centros para la mujer o centros de formación.

Júlia Ribas, decidió crear una inmensa higuera ibicenca azul como las de su proyecto Figueres blaves. La elaboró con ceniza a modo de pigmento y según sus palabras, simbolizaba «la protección y apoyo que ofrece la Fundación Vicente Ferrer a la mujer». Una vez planteada se le asignó la pared y la rampa de acceso el Centro Yute para mujeres con discapacidad en Bathalapalli. Por su parte, las de Adrián Cardona acabaron en la Escuela de Fútbol, la de Carles Guasch en un hogar para mujeres maltratadas y la de Enric Riera en los Talleres Handicrafts.

La última fase es una muestra conjunta

El proyecto Mata Ombres concluirá con una exposición itinerante que viajará por Baleares y por España compuesta por obras de los 14 artistas participantes. En ellas cada uno plasmará lo que ha supuesto su viaje y su experiencia con la Fundación Vicente Ferrer en la India. Además, estará acompañada por un documental que Adrián Cardona ha grabado durante la estancia de todos en Anantapur.

«Estoy muy agradecida por haber sido seleccionada y por haber podido participar en un proyecto que directamente relacionaba arte y mujer y sobre todo por poderlo hacer en Yute», explicó Ribas poniendo en valor que «ser mujer, padecer una discapacidad y pertenecer a uno de los sectores más desfavorecidos de la sociedad representa una triple exclusión social en India y que la Fundación ha supuesto una salvación para las que han sido rechazadas y abandonadas por sus propias familias».

Además, la pintora ibicenca se mostró muy «afortunada» de haber compartido «sus días, sus momentos de trabajo, sus descansos, el té que me ofrecían, su aliento a mi descanso, su preocupación por mis comidas, sus cantos, sus distracciones, su celebración en un día de fiesta y la despedida». De hecho, pasados ya unos días de su regreso aseguró que siente que su convivencia con las mujeres «es uno de los recuerdos más gratificantes» que alberga de su viaje porque «no comunicábamos con sonrisas, afecto, cariño, cordialidad, gestos, dibujos...»

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.