¿Qué es la hernia discal?

|

Valorar:
preload

15-11-2017

La hernia discal es una enfermedad degenerativa de los discos intervertebrales que provoca una compresión de la médula espinal. En este artículo vamos a explicar brevemente qué la provoca y si tiene tratamiento.

La columna vertebral es un eje óseo que recorre el cuerpo del animal desde la cabeza hasta la cola y que contiene y protege a la médula espinal. Está formada por un número variable de vértebras según la longitud de la cola. Entre cada dos vértebras se sitúa un disco intervertebral que soporta la tensión a la que está sometida la columna. Los discos intervertebrales son estructuras elásticas que absorben los golpes y permiten además cierta flexibilidad a la columna vertebral sin que la medula espinal sufra ningún daño.

Cuando el disco intervertebral sufre algún tipo de degeneración y pierde su forma o sufre una abertura por el que escapa parte de su contenido y comprima a la medula espinal, hablamos de hernia discal. Suele ser la patología más habitual que afecta a la columna vertebral de los perros.

¿Qué la provoca?

Los discos intervertebrales están formados por un núcleo pulposo rodeado por un anillo fibroso. El primero está compuesto principalmente por agua mientras que en el anillo fibroso predominan las fibras de colágeno. Con la edad se produce una pérdida tanto de agua como de colágeno lo que reduce la capacidad de la columna de absorber tensiones y disminuye su elasticidad. A la larga se produce una protusión (abultamiento) o extrusión (salida) del núcleo pulposo hacia el canal vertebral. Las profusiones suelen ser procesos lentos que se manifiestan poco a poco, con el pasar de los años, mientras que una extrusión ocurre de una manera súbita, de un minuto a otro una vez que se ha roto la integridad del disco.

Síntomas

Un animal con hernia discal se detecta porque adopta posturas poco habituales para evitar el dolor como, por ejemplo, arquear el dorso, caminar con pasos cortos, chillar muy fuerte cuando hacen determinada postura, jadear muy fuerte y continuo como consecuencia del dolor y en casos mas graves, caminar tambaleándose o incluso imposibilidad para caminar.

Según el tiempo que lleve sufriendo la compresión medular puede mostrar alteraciones más o menos intensas en la marcha y pérdida de sensibilidad en las extremidades. La gravedad de la lesión también depende de la localización, tamaño y velocidad de la extrusión.

¿Tiene tratamiento?

En función de los signos clínicos que muestre el animal se puede actuar de diferentes maneras. El primer paso es restringir el ejercicio del animal. El perro debe hacer reposo absoluto, cuanto más se mueva mas pueden empeorar los síntomas.

Luego hay que confirmar la existencia de la hernia discal, muchas veces podemos encontrarnos otras patologías como infecciones o tumores que ocasionan síntomas muy parecidos. Para ello se puede realizar una radiografía de la columna vertebral y complementarla con una tomografía o resonancia magnética para localizar con exactitud la lesión.

Una vez confirmada, la hernia se debe operar para que el animal se recupere completamente, se realiza una hemilaminectomia sobre el lado del disco que ha protuido y se retira todo el contenido que hay en el canal medular.

El resultado de esta cirugía dependerá de la gravedad de los síntomas que presente el perro. Si un animal esta en fase inicial del problema y solo manifiesta parálisis , dolor pero siente las piernas, el resultado de la cirugía tiene un 85- 90% de éxito. Si el animal esta paralizado de las patas posteriores y no las siente , el porcentaje de éxito disminuye hasta un 50 %. Y debemos saber que en cualquier cirugía de columna el 15 % de los animales pueden desarrollar una patología denominada mielomalacia ascendente, que consiste en una degeneración progresiva de la medula espinal que acaba en la muerte del animal.

Después de la cirugía el periodo de recuperación varía pero lo normal es que el perro este caminando dentro del primer mes después de la cirugía.

Esta recuperación debe ir acompañada si o si con ejercicios de fisioterapia y rehabilitación realizados por una persona especializada. El periodo de recuperación se acortará muchísimo y los resultados serán mucho mejores que sin rehabilitación.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.