En homenaje a Toni Pujolet

| Eivissa |

Valorar:
preload

26-02-2016

La encargada de encender la sitja este año en la finca de sa Rota d’en Coca, en Santa Agnés de Corona, será la hija de Toni Pujolet, el maestro sitjero que falleció el año pasado. Un reconocimiento que se completará con una «mención especial» el sábado por la tarde que la presidenta de la Asociación de Vecinos de Corona, María Ferrer, no ha querido desvelar: «A partir de las 9.30 de hoy la hija de Pujolet encenderá la sitja acompañada de Pep Bonet y Toni d’en Besora, quienes han quedado como los dos maestros de la sitja, y de lo demás no puedo explicar nada porque se trata de una gran sorpresa para muchos de los presentes», explicó ayer la propia María Ferrer a este diario.

Eso sí, este año, la actividad contará con una importante novedad. No sólo harán quemar la sitja sino también harán cal por primera vez. «Hemos fabricado un forn de calç que empezaremos a montar hoy para que el domingo esté listo, aunque será más pequeño que los antiguos porque ya hay para minimizar el trabajo», comentó Toni Bonet, miembro de la Asociación de Vecinos de Santa Agnès.

Después, serán Pep de sa Plana y sus compañeros, que ya tienen más de ochenta años, los encargados de enseñar a todos los presentes a hacer cal. En este sentido, el propio Bonet explicó que no ha sido tarea fácil encontrar a alguien que hiciera esta tarea. «Nos costó pero finalmente encontramos a alguien que sabía como hacer un forn de calç, y resulta que para nuestra sorpresa es un vecino de Santa Agnés del que nosotros nunca supimos que tuviera tales conocimientos porque son trabajos que se realizaban hace 70 años», bromeó Bonet al tiempo que insistió en la necesidad de recuperar estas labores para que no se pierdan.

Ocho años de actividades

Este será el octavo año de estas jornadas que se celebran en Santa Agnès y que cada vez atraen a más gente. «Hoy vendrán 240 escolares de distintos colegios de Eivissa y 20 alumnos de forja de la Escola d’Arts i Oficis de Eivissa para ver el proceso», dijo Bonet. Todos ellos, además de disfrutar con las tradiciones y las herramientas antiguas, conocer como se monta una sitja y para qué sirve y como funciona un forn de calç, también podrán degustar coquetes con sobrasada que se elaborarán allí mismo.

Sin embargo, este año los grandes protagonistas serán la sitja y el forn de calç. Con respecto a la primera, Bonet recordó que se trata de un «elemento tipicamente ibicenco en el que se hacía carbón vegetal extraído de la madera mediante una coción lenta sin llama en el interior, de unos tres días de duración».  Mientras, del segundo Bonet explicó que el proceso es relativamente parecido: «Se tiene que colocar muy bien la piedra blanca y sin veta dentro del pozo, que está cubierto por una cúpula, y quemarla bien hasta que las llamas salgan por encima alcanzando temperaturas altísimas que provoquen que la piedra se convierta en cal».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.