Miles de kilómetros solidarios y la paz como meta

| Eivissa |

Valorar:
preload
Decenas de alumnos participan en una carrera en Can Coix. Foto: DANI ESPINOSA

Decenas de alumnos participan en una carrera en Can Coix. Foto: DANI ESPINOSA

30-01-2016

Los colegios de las Pitiüses celebraron ayer el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, una iniciativa que data de 1964, cuando el poeta mallorquín Llorenç Vidal quiso rendir homenaje al pacifismo y a una figura simbólica de este movimiento como fue Mahatma Gandhi, que murió un 30 de enero de 1948.

Dentro de los actos que tuvieron lugar en Eivissa y Formentera, destacaron especialmente las distintas carreras solidarias que más de un centro organizó en favor de una campaña de Save the Children para captar fondos para tratar de erradicar la desnutrición infantil.

La campaña, que se denomina ‘Kilómetros de solidaridad’, llegaba ayer a su duodécima edición y consiste en que cada niño participa en una carrera, dando tantas vueltas como desee, o pueda, alrededor de un circuito. Por su parte, sus patrocinadores –sus padres y familiares– deberán aportar una cantidad voluntaria por cada kilómetro que haya recorrido el niño.

De esta manera, los centenares de alumnos pitiusos que ayer tomaron parte en esta propuesta sumaron miles de kilómetros solidarios –y algunos miles de euros– cuya meta común no es otra que la de lograr un mundo donde reine la paz y la violencia no mancille el desarrollo de miles de niños inocentes que sufren y pasan hambre.

Así, por ejemplo, los más de 250 alumnos del colegio Portal Nou ejercitaron su adhesión a la causa en las pistas de atletismo de Can Misses. Era el segundo año que participaban en esta campaña, según señaló la directora del centro, Paulina López. El año pasado recaudaron unos 1.000 euros, cantidad que esperaban como mínimo igualar en esta ocasión.

Otro tanto hicieron los escolares de Cas Serres, que se incorporaron a la solidaridad atlética por primera vez en una serie de carreras que los 170 alumnos disputaron en el patio del propio centro y que contó con la presencia y apoyo de sus padres y madres. La directora de Cas Serres, Mª Dolores Cabanés, destacó además de la prueba deportivo-benéfica, las distintas actividades realizadas en las aulas acerca de la nutrición infantil en las últimas fechas.

En el caso de los niños de la escuela de Can Coix, en Sant Antoni, se desplazaron hasta el velódromo adyacente para hartarse de correr en favor de los niños de todo el mundo que sufren las miserias del hambre y de la guerra o que se ven abocados a emigrar como refugiados.

Por su parte, el colegio Can Misses eligió, como en los últimos años, el estadio de su mismo nombre. Allí se dieron cita los 460 alumnos del centro y decenas de familiares en una serie de diez mangas que recaudaron más de 700 euros, en esta ocasión para la ONG Zerca y Lejos. El director de la escuela, Joan Amorós, hizo de maestro de ceremonias micrófono en mano, un aparato del que no se desprendió ni para participar en la carrera que protagonizarían algunos docentes y padres. Más tarde, cuando recuperó el aliento, animó a los asistentes para que todos juntos cantaran el tema ‘Junts’ de Projecte Mut. El momento simbólico culminó cuando tres niñas soltaron unas palomas, que se elevaron por encima del terreno de fútbol para extender su mensaje de paz.

Los 450 alumnos del colegio Puig d’en Valls, en cambio, cambiaron las zapatillas por la música y la danza, lenguajes universales para pedir que algo tan valioso como la paz llegue a todos los niños del mundo.

Así, en unos actos que se celebraron en la plaza de la parroquia, la Big Vallenc Band, agrupación musical creada por el 50 aniversario del centro escolar, deleitó al resto de alumnos y a los familiares presentes con una deliciosa versión instrumental de Imagine, de John Lennon, todo un himno del pacifismo.

Además, todos juntos cantaron también el Heal the World, de Michael Jackson, pero con una letra adaptada para la ocasión. También escenificaron una performance en la que algunos alumnos formaron las letras de la palabra paz en varios idiomas, mientras otros leían proclamas pacifistas. Al final, terminaron todos bailando una coreografía mientras sonaba Una sola voz, de Macaco, tras soltar algunas palomas blancas. Asimismo, también lanzaron su mensaje a las redes mediante un vídeo que publicaron en Youtube bajo el título de Peace Day 2016.

 

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.