La Policía Nacional se desplegará en Son Gotleu y Manacor para evitar enfrentamientos entre aficiones. | Alejandro Sepúlveda

Algo más de 30 agentes de la Policía Nacional reforzarán a los efectivos habituales durante la disputa del partido de selecciones nacionales que enfrentará al combinado español frente al de Marruecos. Al estar considerado como partido de 'alta sensibilidad' los funcionarios policiales se desplegarán en las zonas más 'calientes' de la Isla. En la capital balear, desde primera hora de la mañana del martes, los grupos de Información analizarán las redes sociales, visitarán los puntos más conflictivos y facilitarán dicha información a las unidades de seguridad ciudadana.

A partir del mediodía, la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), los antidisturbios de la Policía Nacional, junto con la Unidad de Rayos (Unidad Motorizada), Zetas (Radio Patrullas) y GOR (Grupo Operativo de Respuesta) entrarán en acción. Está previsto un importante aumento de efectivos en la zona de bares y plazas de Son Gotleu, concretamente en las calles Indalecio Prieto, Tomás Rullán, parque Orson Welles y Santa Florentina. Del mismo modo, en Manacor, también se ha dispuesto un dispositivo especial con agentes de la propia comisaría y un refuerzo especial llegado desde Palma; se sumarán los agentes de la Policía Local de Manacor. Desde la Policía Nacional se activará este operativo de forma discreta con retenes de seguridad ciudadana preparados para actuar en caso de que se produzcan reyertas o alteraciones del orden público.

A todo ello, también hay que unir que la Policía Local de Palma dispondrá de sus patrullas habituales para ofrecer apoyo en cualquier momento. Por otra parte, la Guardia Civil también prestará atención a los puntos más 'calientes', pero no ha montado ningún dispositivo específico dado que las aglomeraciones de público de ambas selecciones es algo menor en los pueblos. Aun así, la Benemérita, dispone de efectivos suficientes de las diferentes compañías para hacer frente a cualquier eventualidad o incidente. Los cuerpos policiales apelan al buen comportamiento de ambas aficiones y a la deportividad que debe existir.