Uno de los detenidos por la Policía Nacional. | Policía Nacional

La Policía Nacional ha detenido a una banda integrada por dos hombres de 44 y 51 años y una mujer de 44 de un grupo criminal que cometieron unos 25 delitos de hurto, estafa y robo con fuerza, especialmente en relación con la sustracción de robos de bolsos cuando las mujeres cargaban la compra en el coche. Los hombres son español y marroquí y el papel de la mujer, española, era esperar en un coche para emprender una rápida huida.

La Policía Nacional abrió una investigación tras las numerosos hurtos denunciados a finales de agosto en el centro de Palma. Eran robos «al descuido», principalmente de bolsos en aparcamientos de los centros comerciales, grandes polígonos y hoteles del centro de la ciudad. Los agentes averiguaron que los hurtos tenían un modus operandi similar: dos hombres se apeaban del coche conducido por la mujer para actuar y luego salir a gran velocidad con el botín. Aprovechaban justo el momento de carga de las compras en el coche. Además del dinero en metálico, los ladrones empleaban las tarjetas de crédito de manera fraudulenta, llegando a realizar estafas que suman los 32.000 euros.

Como resultado de la investigación y las numerosas gestiones, los agentes obtuvieron pruebas e indicios que incriminaban a estas tres personas en 19 hechos denunciados en Palma. Debido a los lugares de actuación, en zonas muy concurridas, como por el número de hechos y la cantidad total sustraída, se generó una gran alarma social. Finalmente, los integrantes de la banda fueron detenidos el pasado 30 de noviembre en el polígono de Son Malferit. Los tres cuentan con numerosos antecedentes policiales.