La Guardia Civil continúa la búsqueda del hombre desaparecido desde el pasado lunes en la zona de Raixa. | Guardia Civil

La Guardia Civil, por sexto día consecutivo, está buscando a Luis Pascual Paules, el hombre de 45 años que desapareció el lunes en las inmediaciones de la finca de Raixa, en Bunyola, cuando se accidentó durante una excursión. Los agentes, además del helicóptero y el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM), han incorporado a la búsqueda unos drones con cámaras térmicas capaces de detectar calor humano en la montaña, desde una elevada altura. Es un mecanismo similar al que utilizan los militares para detectar enemigos en zonas abruptas.

Noticias relacionadas

El hombre se adentró solo en la montaña, en un día frío y lluvioso, y poco después parece ser que se accidentó. «Ayúdenme, me he caído», le contó al operador del 112 que atendió su llamada. Envió varias localizaciones distintas por GPS, pero después se cortó la comunicación con el teléfono, que desde ese día continúa desconectado o fuera de cobertura. También contó que su familia vivía en la urbanización de Palmanyola y otras informaciones de interés.

Su chaqueta fue localizada en una zona peinada por los guardias civiles y bomberos, pero no se halló de rastro de él. Las temperaturas en la montaña son muy bajas y estos días ha llovido, lo que hace que las posibilidades de encontrarlo con día desciendan a cada hora que pasa.