Miquel Àngel March, exalcalde de Pollença. | PLOZANO

«Todos estamos muy afectados por este accidente. Se me ocurre pedir mucha prudencia. Hacer caso a las predicciones meteorológicas que acertaron totalmente. Daban lluvias intensas durante la mañana y efectivamente fue así. Llovieron unos 40 m3 aquí arriba. Vi cómo el torrente creció de una forma espectacular y eso que es muy bonito de ver es muy peligroso cuando estas dentro de un torrente, un torrente encajado, sobre todo en la parte final. Es muy difícil luchar contra la naturaleza y la fuerza del agua». El exalcalde de Pollença y líder ecologista Miquel Àngel March es el propietario de la finca de Lassarell en Pollença en la que dos barranquistas perdieron la vida este lunes 28 de noviembre.

«Todos estamos consternados por la juventud de estas dos personas. Además de dar el consuelo a la familia quiero pedir mucha prudencia. Los torrentes son muy bonitos pero los torrentes de montaña también son muy peligrosos cuando llevan mucha agua, que es el caso de lo que pasó ayer en el Torrent de la Serena», dice Miquel Àngel March, visiblemente consternado.

Noticias relacionadas

Miquel Àngel March es uno de los propietarios de fincas de la Serra de Tramuntana que tradicionalmente facilita el acceso de excursionistas y montañistas permitiendo el tránsito por los caminos. El descenso del torrente está considerado como un descenso «sin mucha dificultad», aunque se puede convertir en una ratonera en caso de fuertes lluvias. Este lunes había alerta amarilla. Al menos dos de los barranquistas estaban federados.

Xisco Fanals, presidente de la Federación Balear de Montañismo y Escalada, ha mostrado también este martes su consternación por lo ocurrido. «Es un hecho muy trágico y triste para el colectivo barranquista. Es un palo muy grande, las víctimas son muy jóvenes. Ha sido un accidente fatídico», dice.