La Policía Nacional detuvo a la mujer en un bar de Pere Garau. | ALEJANDRO SEPÚLVEDA

La Policía Nacional ha detenido a una mujer que arrancó parte de la oreja a un hombre tras una discusión en un bar de Pere Garau. Los hechos se produjeron el pasado jueves a las 23.00 horas, cuando la víctima, que iba bajo los efectos del alcohol, empezó a molestar a los clientes del establecimiento, que le pidieron que abandonara el local.

El hombre salió del bar y cogió dos sillas para sacarlas fuera, por lo que el encargado del establecimiento salió tras él. En ese momento se inició una discusión que acabó con golpes y empujones entre ambos, por lo que la mujer salió a auxiliar al responsable del local iniciándose también entre ellos una riña. La víctima mordió a la mujer en el brazo y esta respondió arrancándole parte del lóbulo de la oreja de un mordisco.

Los agentes de la Policía Nacional que se desplazaron al lugar se encontraron al hombre alterado y sin un trozo de oreja. Los servicios sanitarios acudieron al bar y trasladaron a la víctima en ambulancia hasta un hospital para que le valoraran. Los policías recogieron el trozo de oreja del suelo y lo pusieron en hielo para entregárselo al personal sanitario. La agresora quedó detenida como presunta autora de un delito de lesiones.