Florence Chatelard, durante el juicio celebrado en abril de 2018 en Palma. | Alejandro Sepúlveda

Florence Chatelard, la conductora ebria que mató al policía local de Palma Biel Llull en Sineu ha sido detenida en Francia. La mujer fue arrestada este jueves en su puesto de trabajo en la compañía Airbus por la Gendarmería francesa tras la orden internacional de busca y captura que pesaba sobre ella. Florence fue condenada en 2018 a dos años y siete meses de cárcel por un delito de homicidio por imprudencia grave. La conductora cuadruplicó la tasa máxima permitida de alcoholemia. El día 5 de febrero de 2020 expiraba el plazo para que ingresara en prisión para cumplir la condena impuesta por el entonces juez Eduardo Calderón, pero la autora del atropello no se presentó en la cárcel y regresó a su país.

Noticias relacionadas

El accidente tuvo lugar sobre las ocho menos veinte de la tarde del 14 de septiembre de 2016 en la carretera vieja de Sineu. La mujer conducía un Opel Corsa junto a su pareja después de haber consumido una gran cantidad de alcohol. A la altura del cruce de Lloret, Florence se llevó por delante a Biel Llull, de 45 años, que circulaba en bicicleta con su hijo, quien sufrió contusiones. El hombre, que trabajaba como agente de la Policía Local en Palma, falleció en el acto.

En las condiciones de esa tarde, según recogió la sentencia del magistrado, la acusada podía haberlos visto a una distancia de más de medio kilómetro. El juez Eduardo Calderón rechazó rebajar la condena a siete meses tal y como pedía la defensa: «La sensibilización social, o si se quiere la opinión pública, no comprendería esa rebaja sustancial de la pena, a la vista de los arrollamientos de ciclistas a lo largo de la geografía nacional recientes e incluso otro de ellos en Mallorca». La sentencia condenó a la aseguradora a incrementar la indemnización a la familia de la víctima, como pedía la acusación particular, ejercida por el letrado Diego Wencelblat.