A la izquierda, el padre, trasladado por dos agentes al furgón policial. A la derecha, la madre, tras quedar en libertad con cargos. | Alejandro Sepúlveda

El juez de guardia de Vía Alemania ha decretado el ingreso en prisión del padre detenido por la Policía Nacional por maltratar a su bebé de dos meses en la comarca del Migjorn. La madre, por su parte, ha quedado en libertad con cargos tras prestar declaración ante el magistrado. La versión del progenitor no ha convencido al juez, ya que sostuvo desde un primer momento que todo era fruto de un accidente, alegando que la niña dormía con ellos y que la aplastó de forma involuntaria.

Noticias relacionadas

Los hechos por los que entrará en la cárcel se remontan al pasado 5 de octubre cuando el padre de la niña llevó a la pequeña hasta un centro médico. El facultativo no tardó en darse cuenta de que se trataba de un claro caso de maltrato y activó el protocolo de actuación. La niña tenía hematomas por todo el cuerpo, el fémur fracturado y varias lesiones graves por todo el cuerpo.

El hombre aseguró también a la pediatra que atendió a la menor que le daba «mordisquitos» cariñosos y que posiblemente eso también fue objeto de algunas marcas. Cuando el médico forense inspeccionó las heridas certificó que esas marcas no correspondían a ninguna lesión por aplastamiento y que los daños se habían producido también con algún tipo de objeto. Es más, las fracturas y marcas se produjeron de forma distante en el tiempo.