'Molly', una perra de la Unidad Canina de Protección Civil, encontró este miércoles por la noche a un hombre de 90 años que llevaba casi siete horas desaparecido en Muro. El anciano, que camina con la ayuda de un andador, había salido de su domicilio a las tres de la tarde a buscar latas, según han informado fuentes de los servicios de emergencias. Su familia vio que eran las 18.00 horas y no había vuelto a casa y empezó a buscarlo por la localidad.

Una mujer, amiga de la familia, alertó a Protección Civil de Muro de que no encontraban al hombre y se activó la búsqueda, junto al equipo de emergencias del 112 y la Policía Local, alrededor de las 21.30 horas. Patrullas de la Policía Local y cuatro indicativos de Protección Civil, entre ellos los dos guías caninos con dos perros de búsqueda de personas, iniciaron el operativo.

Los equipos de búsqueda se reunieron con los familiares del nonagenario y les pidieron información sobre las rutinas del desaparecido. Además, también les solicitaron que les entregaran ropa del anciano para que los perros la pudieran olfatear. Les dieron zapatos, una boina, una mochila e incluso las sábanas y la almohada que el hombre usó ese día.

A las 22.45 horas, la perra 'Molly' localizó al anciano en el camí des Fiters, en el polígono de Muro, a un kilómetro de su casa. La zona ya había sido inspeccionada por familiares, amigos y una patrulla de la Policía Local, pero no vieron a la víctima. El nonagenario estaba tumbado en el suelo con dificultades para moverse y tenía mucho frío. A las cuatro de la tarde se había caído tras adentrarse en un camino lleno de piedras.

Los equipos de rescate llamaron a una ambulancia para que lo trasladara a un hospital donde le realizaron una exploración médica. El hombre estuvo consciente en todo momento y se encontraba en buen estado de salud a pesar de llevar casi siete horas a la intemperie.