Los dos procesados, este lunes, en una sala de lo Penal de Vía Alemania. | Redacción Sucesos

Un juzgado de lo Penal de Palma condenó este lunes a dos hermanos a sendas penas de dos años de prisión tras declararse autores del robo de una caja fuerte, que contenía 7.000 euros en efectivo, cuatro relojes y diversas joyas en una vivienda de Manacor en diciembre de 2020. Los dos acusados, de nacionalidad marroquí y de 31 y 29 años, aceptaron la pena impuesta por la jueza tras el acuerdo de conformidad alcanzado por su defensa, ejercida por Miguel Ángel Ordinas, con la representante del Ministerio Fiscal antes de iniciarse la vista. Las penas de ambos quedaron suspendidas por un plazo de tres años, en el cual no podrán volver a delinquir. La jueza apreció el atenuante de confesión.

El robo se produjo entre las 12.00 horas del 13 de diciembre y las 13.00 del 15 de diciembre de 2020. En ese intervalo de fechas la propietaria del inmueble se encontraba ausente. Los dos imputados accedieron a la vivienda empleando un alambre grueso para manipular el sistema de cierre de una contraventana mallorquina, introduciéndolo entre las lamas y así acceder a la maneta de cierre de la misma para proceder a su apertura. Todo muy sofisticado.

Una vez en el interior de la casa, ubicada en la calle Lluç, se dirigieron hasta una de las estancias y se hicieron con una caja fuerte, que contenía 7.000 euros en efectivo. Asimismo también se apoderaron de cuatro relojes y diversas joyas, que no fueron tasadas pericialmente antes de la celebración de la vista. Una investigación de la Policía Nacional, así como el testimonio de varios testigos que vieron a los sospechosos por la zona manipulando lo sustraído, situó a los dos acusados, que cuentan con una larga lista de antecedentes penales, en el lugar de los hechos y fueron arrestados dos semanas después de cometerse el delito.

Conformidad

Este lunes, en una sala de lo Penal número 6 de los juzgados de Vía Alemania, en Palma, los dos procesados dieron el visto bueno a la condena tras el acuerdo que alcanzó su abogado con la representante de la acusación pública, que en un principio solicitaba para cada uno de los procesados cuatro años de prisión por un delito de robo con fuerza en casa habitada. La jueza, a la vista del acuerdo de conformidad entre las partes, dictó sentencia ‘in voce’ en el mismo acto.