La agresión ocurrió en el campo de fútbol de Ses Forques.

Uno de los implicados en la agresión al jefe de la Policía Local de Porreres ha denunciado que la fiesta en el campo de fútbol Ses Forques era ilegal. El joven, que fue encarcelado y salió en libertad al cabo de pocas horas, ha remitido un escrito al ayuntamiento a través de su abogado solicitando información sobre el evento celebrado el pasado 17 de septiembre. La Unió Esportiva Porreres organizó la fiesta final de verano con el objetivo de recaudar fondos para el equipo de fútbol. El evento se publicó en las redes sociales, Facebook e Instagram, y según el cartel empezó a las 19.00 horas y finalizó sobre las 3.00 del día 18.

Noticias relacionadas

El joven cuestiona que se tratara de una fiesta privada, ya que se desarrollaba en un lugar público, no se cobraba entrada y contaba con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad. Según el escrito, el jefe de la Policía Local de Porreres, Sebastià Mora, manifestó en dependencias judiciales que era una fiesta privada, que iba de calle, hacía hamburguesas y perritos y colaboraba en la organización del evento al que asistieron unas 200 personas «y que por tanto no necesitaba de permiso o licencia». El joven considera que se trata de unos hechos «totalmente irregulares» en los que colaboró el ayuntamiento de la localidad y pide que se certifique si se había solicitado autorización.

La agresión se produjo cuando un grupo de jóvenes increpaban a unas chicas, que avisaron al jefe de la Policía Local, que se encontraba fuera de servicio con su mujer y su hija menor de edad. El agente llamó la atención a los jóvenes, que respondieron golpeándole con puñetazos y patadas. A continuación, se presentaron en las inmediaciones de su domicilio y lanzaron piedras a su coche. El juez de guardia de Manacor decretó el ingreso en prisión de tres de los implicados. Uno de ellos salió en libertad tras pagar 3.000 euros de fianza.