La joven acudió junto a su madre al hospital de Son Llàtzer para ser examinada por una ginecóloga de guardia.

Una joven de 17 años denunció el pasado lunes que tres desconocidos la drogaron en un local de fiesta y horas después apareció desnuda en la cama de un hotel de s’Arenal, donde, presuntamente habrían abusado sexualmente de ella. La chica, cuya madre alertó a la policía de su desaparición la mañana del domingo, acudió a Son Llàtzer para ser sometida a una revisión ginecológica. Desde el hospital, tras entrevistarse con ella, avisaron de inmediato al juzgado de guardia.

Según fuentes hospitalarias, la joven se presentó en el centro acompañada de su madre el lunes a primera hora. La chica explicó a la ginecóloga de guardia que la noche del sábado salió de fiesta con tres amigas. A las siete de la mañana, ya el domingo, mientras sus acompañantes esperaban en la cola del taxi fue al baño y allí se encontró a tres hombres desconocidos. Su siguiente recuerdo es a las 11.00 horas en un bar con mucha gente y esos tres varones. Desde ese momento y hasta las tres de la madrugada del domingo no se acordaba de nada. A esa hora se despertó completamente desnuda en la cama de un hotel de s’Arenal. Junto a ella estaban su bolso y su móvil. Bajó aterrorizada a recepción y no encontró allí a nadie. Salió del establecimiento para coger un taxi, que la llevó hasta su domicilio. Su madre horas antes había denunciado en policía su desaparición al no tener noticia alguna de ella.

Algo empezó a sospechar la mujer cuando una conocida le avisó de que había visto a su hija por la calle Trencadors de Palma y que parecía drogada. En ese momento salía de un coche con tres hombres. Con este episodio y lo relatado por la menor, madre e hija acudieron rápidamente a ser examinada por una ginecóloga de guardia. La facultativa emitió su informe, tras la recogida de muestras, y fue enviado al juzgado, que ya investiga los hechos.