El acusado, este martes, en el juicio en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma. | Alejandro Sepúlveda

-El 26 de septiembre de 2020, en el juzgado de Instrucción, mi cliente reconoció los hechos. Desde el minuto uno hemos buscado el acuerdo, pero hasta ahora no ha conseguido reunir el dinero- ha dicho este martes en la Audiencia de Palma el abogado Pascual Esteban.

-¿Es posible llegar a un acuerdo?-ha interpelado el presidente del tribunal de la Sección Segunda a un extrabajador acusado de apropiarse 131.181 euros de una conocida empresa de alquiler de coches de Mallorca.

-Sí, por supuesto- ha respondido el hombre.

El juicio se ha interrumpido durante unos minutos para que el procesado establezca un plan de pagos.

Al reanudarse la vista oral, el acusado ha aceptado una condena de dos años de cárcel por un delito de apropiación indebida y una multa de 540 euros. El exempleado de la compañía deberá indemnizar al representante legal de la empresa con 147.212 euros por el dinero que se quedó más los intereses.

El tribunal ha acordado la suspensión de la pena de prisión con la condición de que abone 100.000 euros en los próximos 30 días y el resto del dinero antes del 27 de noviembre. Además, no podrá cometer ningún delito durante un plazo de dos años.

Los hechos juzgados se remontan a principios del mes de julio del año 2020. La empresa de coches de alquiler contrató al enjuiciado como coordinador del departamento de seguros por un periodo de prueba de tres meses. El hombre, durante ese tiempo, modificó el número de cuenta bancaria de una compañía aseguradora y puso el suyo propio para hacer tres transferencias a su favor, el 17 de agosto, por un importe total de 4.496 euros, 119.355 y 7.329. La empresa se dio cuenta de los movimientos y fue despedido.

La Fiscalía reclamaba al inicio del proceso judicial una condena de tres años de cárcel para el acusado por un delito de apropiación indebida por cuantía superior a 50.000 euros. Este martes por la mañana, el abogado de la defensa ha llegado a un acuerdo con el letrado de la acusación particular, ejercida por Jaime Campaner, y el representante del Ministerio Público, Miguel Nuevo, y han rebajado su solicitud a dos años de prisión. El encausado no entrará en la cárcel si abona 100.000 euros en los próximos 30 días y el resto del dinero antes del 27 de noviembre.