Los hechos tuvieron lugar a última hora de la tarde el pasado día 4.  | Assumpta Bassa

Llaves de paso, hélices y distinto material de latón y bronce. En definitiva, restos de embarcaciones. Este es el botín con el que se hicieron dos conocidos delincuentes de Manacor a última hora de la tarde del pasado día 4 de septiembre tras acceder al varadero del Club Náutico de Porto Cristo. Dos semanas después fueron arrestados por agentes de la Policía Nacional. El material sustraído, que se cree que podía pesar más de 200 kilos, asciende a unos 2.000 euros, según la valoración de uno de los socios perjudicados, que reconoció a uno de los detenidos en las imágenes captadas por una cámara de seguridad del recinto.

El suceso, según fuentes próximas al caso, tuvo lugar minutos antes de las 20.45 horas del pasado día 4. Los sospechosos saltaron una valla de unos 2,5 metros del Club Náutico de Porto Cristo. Tras acceder al espacio se dirigieron rápidamente a la zona del varadero y entraron. Tras unos breves minutos allí, los dos ladrones salieron portando cada uno de ellos dos bidones. En su interior se hallaba el material sustraído. Un testigo, al divisar la presencia de personas extrañas en el recinto tomó nota del vehículo en el que abandonaron el lugar.

Horas más tarde uno de los propietarios del Club denunció en la comisaría de Manacor lo ocurrido. Aportó las cintas de las cámaras de seguridad, donde se veía a los ladrones haciendo de las suyas. También la matrícula del coche en el que huyeron. El pasado martes día 20 los investigadores de la Policía Nacional arrestaron a los dos ladrones, que están acusados de un robo con fuerza.