Agentes de la Policía Local y la Policía Nacional en la noche de este viernes en la conflictiva zona. | Alejandro Sepúlveda

Crece la tensión entre los vecinos y los okupas de las antiguas instalaciones de una conocida entidad bancaria ubicada en la avenida de San Fernando, de Palma, frente al cuartel de la Policía Local. A última hora de la tarde del jueves se produjeron dos nuevos altercados.

El primero de ellos, en torno a las 19.00 horas, cuando agentes de la Policía Local de Palma y del Cuerpo Nacional de Policía tuvieron que acudir al lugar para impedir una nueva ocupación. Unos minutos más tarde, los cuerpos policiales tuvieron que regresar de nuevo para intervenir en un enfrentamiento entre vecinos y un grupo (bastante numeroso) de jóvenes okupas que no cesaban de consumir sustancias estupefacientes en la puerta del local. Según apuntan varios testigos, algunos residentes recriminaron el comportamiento incívico y la imagen que estaban dando al fumar porros y consumir droga delante de los niños.

ASS230922001 (3).jpg

Entrada del conflictivo local.

Discusión

Noticias relacionadas

Este hecho generó una discusión que estuvo a punto de llegar a las manos. «Estamos muy cansados. Desde el pasado mes de marzo estamos soportando la degradación de nuestra barriada, aumento de delincuencia, venta de droga, ruidos, peleas e incivismo», apunta uno de los vecinos del edificio ubicado justo encima del local.

Por su parte, los vecinos han iniciado una recogida de firmas en señal de protesta por la ocupación ilegal. Con esta iniciativa pretenden presionar a las instituciones para que los organismos competentes tomen cartas en el asunto y pongan fin a lo que consideran que es «una pesadilla» prolongada en el tiempo. El pasado miércoles, agentes del Cuerpo Nacional de Policía procedieron a la detención de un joven, de tan sólo 18 años recién cumplidos, como autor de un delito de tráfico de drogas. Desde hace tiempo, el local se ha convertido en un nido de conflictos, consumo de sustancias estupefacientes y tráfico de drogas. Es más, también se tiene constancia que sirve de refugio para los menores fugados de centros de internamiento o de menores tutelados.

Armas encontradas en el interior del local.

Los vecinos alertaron a los equipos de emergencia porque en la calle se estaba produciendo una pelea. A la llegada de los primeros coches patrulla, los agentes de la Policía Nacional descubrieron que se trataba de un riña originada entre un vendedor y un cliente de droga. Acto seguido, se detuvo al vendedor por tráfico de drogas.

El apunte

Mayor presencia policial para evitar incidentes

Que los okupas de la avenida de San Fernando están generando destacados altercados es una realidad. El consumo y la venta de drogas se ha convertido en un problema y los constantes enfrentamientos con los vecinos también. La Policía Nacional y la Policía Local de Palma han aumentado su presencia en la zona y los controles preventivos. También se están controlando los robos en el barrio.