Subirán, en el Tribunal Superior de Justicia, junto a su abogado.  | Pere Bota

Un juzgado de Instrucción de Palma ha citado como imputado al exfiscal Miguel Ángel Subirán por instar una denuncia falsa contra los inspectores de la Policía Nacional que le investigaban. Este es el segundo procedimiento penal que se abre contra el antiguo representante de Anticorrupción en las Islas. Ha sido procesado por el TSJIB junto al exjuez Manuel Penalva, por detención ilegal o coacciones en las instrucciones del ‘caso ORA’ o el ‘caso Cursach’. En esta nueva causa se le investiga por instigar a un testigo a denunciar unas falsas coacciones por parte de los inspectores para desacreditarlos ante el TSJIB.

El asunto nace cuando un testigo del ‘caso Cursach’ dijo en junio de 2020 que había sufrido un ataque con ácido. Fue citado en la jefatura de la Policía Nacional por el Grupo de Homicidios para investigarlo. Los agentes concluyeron que el relato del ataque no cuadraba y que lo más probable era que él mismo se hubiera causado las heridas, leves, que presentaba. Tras esa declaración, el testigo denunció haber sido coaccionado en la Policía Nacional y apuntaba contra los dos inspectores, entre ellos el jefe de la Brigada de la Policía Judicial.

Grabación del exfiscal

Noticias relacionadas

Esa denuncia fue trasladada al TSJIB por el abogado de Subirán en varios escritos que aseguraba que un mando policial había «apretado» a ese testigo. La propia Jefatura de la Policía Nacional remitió un informe al tribunal. En él, acusaban a Subirán de dirigir al testigo para llevar a cabo «falsas denuncias por agresiones o acusaciones a quienes les cuestionaban, contradecían o investigaban». El propio exfiscal aportó una grabación entre él y el testigo. En ella, le pregunta si le había interrogado «uno alto y delgado y otro más pequeño», refiriéndose a los dos inspectores. El testigo niega que hablara con ellos y aclara que fue interrogado por el jefe del Grupo de Homicidios, a pesar de lo cual, la defensa del exfiscal insistió en esa tesis.

El informe policial fue remitido también a un juzgado de Instrucción, que es donde ahora mismo está el caso. Allí ya ha declarado el testigo del ácido. Ante el juez cambió de versión y señaló que fue Subirán quien le indicó que tenía que denunciar a los dos inspectores. Incluso declaró que le había redactado la denuncia y señala que fue en un despacho profesional.

A raíz de estas manifestaciones se ha citado a declarar a Subirán para que aclare su participación. El episodio se produjo cuando una de las principales discusiones en el TSJIB era si el exfiscal y el exjuez había inducido a mentir a testigos.