Penalva y Subirán serán juzgados por delitos como coacciones y detención ilegal. | A. SEPULVEDA

La causa al exjuez Manuel Penalva y al exfiscal Miguel Ángel Subirán sigue hacia el juicio. El magistrado que la instruye, Carlos Gómez, presidente del TSJIB, dictó ayer un auto en el que rechaza el último cartucho de ambos para evitar sentarse en el banquillo de los acusados por delitos como detención ilegal o coacciones en la investigación del ‘caso ORA’ o el ‘caso Cursach’.

Después de que la Sala de lo Civil y Penal del TSJIB ordenó continuar el proceso contra el juez y el fiscal al apreciar indicios de delito en su conducta, quedaba una incógnita. Una sentencia del Tribunal Constitucional otorgó amparo a los dos periodistas cuyos teléfonos fueron incautados en una fase inicial de la instrucción. El Alto Tribunal establecía que se había vulnerado su derecho a la tutela judicial efectiva al no admitir los recursos que presentaron contra el auto que posibilitó esa intervención y por el que más tarde fue juzgado por prevaricación el juez Miquel Florit.

En julio, el magistrado dio traslado a las partes para que se pronunciaran sobre cómo cumplir la sentencia del Constitucional. Penalva, Subirán y los antiguos policías del Grupo de Blanqueo imputados entendían que había que anular toda la causa y volver al mismo punto en que estaba a finales de 2018. La Fiscalía y las acusaciones entendían que bastaba con tramitar los recursos que entonces plantearon los dos periodistas y el auto notificado ayer se decanta por esa opción.

En el auto señala: «Debe mantenerse la validez del procedimiento hasta ahora seguido ya que la intervención de los móviles de los periodistas no llegó a hacerse efectiva ni guarda conexión alguna con el resto de la prueba».

Entrega voluntaria

Se remite a un auto anterior de la Sala de lo Penal del Tribunal Superior que ya desvinculaba esa actuación con el hallazgo del grupo de WhatsApp que compartían juez, fiscal y policías y que es la prueba clave en su contra. Esos mensajes aparecieron en el móvil de uno de los agentes que, según recordaba entonces el tribunal, lo entregó de forma voluntaria a la Policía Nacional. En el mismo auto también mantiene la competencia del TSJIB para estas actuaciones.

Plazo a la Fiscalía para que formule acusación

El auto de Carlos Gómez reactiva la causa contra Penalva y Subirán donde se quedó el pasado mes de junio. Ahora tienen turno la Fiscalía y el resto de acusaciones para presentar sus conclusiones provisionales y acusar al exjuez y el exfiscal. Hasta ahora ha presentado esta petición un antiguo funcionario de Cort que fue detenido en el ‘caso ORA’ y que les reclama trece años.