Guardia Civil, Policía Local de Llucmajor y Bombers de Mallorca, acudieron al lugar del suceso y se hicieron cargo del suceso.    | Redacción Sucesos

Incendio intencionado en el sótano de una vivienda en s’Arenal de Llucmajor. Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Llucmajor han detenido a un hombre acusado    de prender fuego al sótano de su casa tras entablar una discusión con su pareja sentimental.

Los hechos tuvieron lugar a media mañana de este martes en una vivienda, ubicada en la calle Maria Antònia Salvà número 8. Los vecinos, alertados por la intensa humareda que salía por un ventanal con rejas llamaron a los equipos de emergencia. Rápidamente, varias dotaciones de los Bombers de Mallorca, Policía Local y Guardia Civil acudieron al lugar del suceso para auxiliar a las víctimas. Con suma celeridad,    los agentes marcaron un perímetro de seguridad mientras que los bomberos sofocaban las llamas.

Tensión

Durante los primeros instantes se vivieron momentos de gran tensión y nerviosismo. Una mujer, muy alterada, informó a los policías que había discutido con su pareja y sospechaba que ésta tenía intenciones de quitarse la vida de forma voluntaria. Por ese motivo, se intensificaron las labores de extinción y búsqueda en unas condiciones de extrema peligrosidad. Los bomberos tuvieron que trabajar en un sótano, sin visibilidad y con una gran cantidad de humo. Una vez sofocado el fuego, los equipos de emergencia pudieron comprobar que el hombre no estaba en el sótano. Los daños materiales son muy cuantiosos, pero afortunadamente, no hay que lamentar víctimas personales. Los agentes de la Guardia Civil no tardaron en darse cuenta de que el incendio no había sido ningún intento de suicidio ni tampoco un accidente. Desde un primer momento se tenía constancia de que se trataba de un incendio intencionado y que además, el mismo había sido grabado con un teléfono móvil.

ASS230522001 (12).jpg

Policía Local de Llucmajor.

Según las primeras hipótesis de la investigación a las que ha tenido acceso Ultima Hora, todo apunta a que el hombre, tras mantener una acalorada discusión con su pareja, bajó al sótano de la casa y le prendió fuego. Para ello, no dudó en coger una botella de butano y con la goma en forma de soplete incendiar el mobiliario. Acto seguido, se marchó del lugar. Poco después, en la calle Sant Cristòfol, la GuardiaCivil y la Policía Local localizó al sospechoso y procedió a su detención. El hombre está acusado de un presunto delito de incendio intencionado.