El acusado, este miércoles, en el juzgado de Palma. | P.M.

Un hombre de 54 años aceptó este miércoles en el juicio una multa de 1.460 euros por masturbarse delante de varios menores a través de la ventana de su vivienda en Binissalem. Los hechos ocurrieron a las 21.00 horas del 18 de diciembre del 2018. El acusado se situó enfrente de una ventana en el primer piso de su domicilio.

En ese momento empezó a tocarse frente a varios menores, de edades comprendidas entre los 10 y los 13 años, que cruzaban la calle y denunciaron lo sucedido. La Fiscalía reclamaba al principio del proceso judicial una condena de ocho meses de prisión para el acusado por un delito de exhibicionismo.

El hombre decidió llegar a un acuerdo a través de su letrado para que el asunto no llegará a juicio y evitar de esta forma una mayor condena. El enjuiciado reconoció los hechos ante la titular del Juzgado de lo Penal 2 de Palma y logró rebajar así la pena de prisión al pago de una multa.