El hombre acusado de amenazar y acosar a la artista Paula Bonet. | EUROPA PRESS

0

El hombre acusado de acosar a la artista Paula Bonet ha alegado en el juicio de este viernes que lo hizo sufriendo un trastorno mental que le hacía creer que ella estaba enamorado de él, lo que la defensa de Bonet ha cuestionado porque no lo había planteado en la causa hasta hace un mes y porque "la forense adscrita al juzgado dice que no tiene ninguna afectación y niega completamente ningún tipo de trastorno". "Después de la primera charla a la que fui vi que se fijaba en mí y empecé a elucubrar que me tiraba anzuelos" ha contado el acusado, V.G., a los periodistas, y ha explicado que al principio se acercó a la artista por interés en su obra y para conocerla, y que aún después de ser denunciado insistió en hablar con ella porque quería pedirle perdón.

El juicio se ha hecho a puerta cerrada y sin contacto visual entre víctima y acusado a petición de Bonet y a pesar de que la defensa ha intentado que no fuera así con un recurso que ha presentado esta misma mañana pidiendo que no hubiera medidas de protección a la víctima: la jueza lo ha rechazado y se ha celebrado con las medidas acordadas unas dos horas más tarde de lo previsto. V.G. ha defendido como sarcasmo y como una "batalla de gallos" los mails y tuits que envió a la artista con amenazas de matarla, violarla y provocarle un aborto, y su abogado ha sostenido que lo hizo como defensa a la denuncia pública que Bonet hizo del acoso. Ha asegurado que tras conocerse el caso recibió "un linchamiento" y amenazas, ante lo que la abogada de Bonet, Carla Vall, ha replicado que el hombre no ha aportado a la causa ninguna denuncia por esto.

Paula Bonet.

Vall ha tachado de insultante que el hombre insinúe que la artista estaba enamorada de él y cree que "presentarse como víctima no dejan de ser estas manifestaciones clásicas de la extrema derecha misógina". La abogada de Bonet también ha criticado que V.G. haya insinuado que la artista ha usado la causa para ganar fama: ha recordado que ella ha renunciado a actos públicos a causa del acoso y ha añadido que "acusar a las mujeres que denuncian la violencia que sufren es un acto más de machismo". Bonet reclama para el hombre una condena de cuatro años de prisión por coacciones y amenazas --ya ha cumplido 10 meses en provisional--, la Fiscalía pide una pena de tres años por los mismos delitos y él ha pedido a la jueza que lo absuelva o, de no hacerlo, tenga en cuenta como eximente un informe pericial que ha presentado para demostrar este trastorno mental.