Los hechos ocurrieron el 11 de junio de 2017. | T. Ayuga

1

Un empresario y el responsable de seguridad de la sociedad se enfrentan a dos años y medio de cárcel y multas de 6.000 euros como autores de un delito contra los derechos de los trabajadores por un accidente laboral de un empleado en un hotel de la Platja de Palma en 2017. Ambos imputados se sentarán en el banquillo en una sala de lo Penal de Vía Alemania en los próximos días. Además de la pena privativa de libertad, la Fiscalía solicita que indemnicen al perjudicado, al que se le reconoció la incapacidad permanente total tras el suceso, en 68.000 euros.

El incidente tuvo lugar la mañana del 11 de junio de 2017. Tal y como relata el Ministerio Fiscal en su escrito de acusación, el perjudicado, con otro trabajador no identificado, procedió, bajo las órdenes de los procesados, a montar un cristal cámara de 80 kilos de peso en el comedor de la planta baja de un establecimiento hotelero de la Platja de Palma. Cuando llevaban a cambio la sustitución del cristal que ya había por el nuevo, un parte de este se fracturó y le ocasionó un gran corte en la pierna derecha al perjudicado.

El trabajador carecía de formación e información preventiva. El empresario incumplió su obligación de proporcionar a sus empleados los conocimientos necesarios así como los equipos adecuados. El único medio que la empresa le proporcionó a la víctima fueron unos guantes y un casco. El responsable de seguridad aprobó el plan elaborado por el otro imputado. El perjudicado sufrió lesiones graves en la pierna que le obligaron a pasar por el quirófano y las cuales le provocaron una incapacidad permanente total para la profesión.