Imagen de la escoleta de Son Roca, en Palma. | Alejandro Sepúlveda

0

La escoleta de Son Roca ha tenido que cerrar sus puertas y avisar a todas las familias de que no llevaran los niños al centro tras sufrir una avería en el quemador de la caldera que impide poner en marcha la climatización en las aulas. Así lo han notificado fuentes del Ajuntament de Palma quienes hablan de un cortocircuito en la instalación.

Al parecer, según las mismas fuentes, esta mañana al poner en marcha los interruptores se ha producido el citado cortocircuito que, además de hacer saltar el sistema de alarma de incendios, ha dejado inutilizado la red de agua caliente y el sistema de calefacción.

Ante esta situación el centro, que asegura que ya se está reparando la avería, ha avisado a las familias de que no lleven a los menores para que no pasen frío y confía que el problema se resuelva a lo largo del día para poder abrir el centro mañana mismo.