El grupo colocaba etiquetas de marcas. | Redacción Sucesos

2

Dos acusados de distribuir tabaco de contrabando a toda España desde Son Servera, negaron este miércoles en el juicio haber participado de esta actividad por la que hay acusada una tercera persona que se encuentra fugada. Los procesados se enfrentan a condenas que suman 21 años de cárcel por grupo criminal y contrabando.

Los agentes de aduanas que investigaron al grupo explicaron en el juicio que habían recibido un aviso de las autoridades polacas en el año 2014. Alertaban de la exportación de casi 1.500 kilos de tabaco seco desde este país hasta España. A partir de ahí se llegó hasta el centro logístico que tenía la red en Mallorca. A través de la página web www.tabacoshop24.com se realizaron más de 11.000 envíos de tabaco a todo el territorio nacional de botes de picadura de tabaco a los que se colocaban las etiquetas de distintas marcas, según relataron ayer los testigos de la acusación en el juicio. El valor de venta supera los 700.000 euros. El juicio continúa esta mañana con la declaración de varios peritos.

El Ministerio Público califica los hechos como tres delitos: contrabando, grupo criminal y propiedad industrial. Solicita siete años de prisión para cada uno de los tres acusados, todos ellos de nacionalidad polaca, además de una multa de 600.000 euros.