El edificio está ubicado en la calle General Luque. | G.M.

1

Un hombre reconoció en un juzgado de lo Penal de Palma haber destrozado en febrero de 2015 una puerta de cristal del edificio de Servicios Sociales del Ajuntament d’Inca tras un desencuentro con un funcionario y por ello aceptó el pago de una multa de 600 euros. Asimismo deberá abonar 776,88 euros al Consistorio por los desperfectos ocasionados. El acusado, de nacionalidad española, se declaró autor de un delito de daños tras el acuerdo de conformidad alcanzado entre su defensa, ejercida por el abogado Diego Marín, y el representante del Ministerio Fiscal.

Los hechos tuvieron lugar a las 11.30 horas del día 15 de febrero. El procesado, de 37 años y nacionalidad española, acudió al edificio que alberga los Servicios Sociales del Ajuntament de Inca, ubicado en la calle General Luque. Había concertado una cita con ellos. En un momento dado, y tras mantener una discusión con uno de los trabajadores, golpeó violentamente la puerta de cristal del edificio, llegando a desencajarla. El Consistorio de la capital de es Raiguer denunció al hombre, que días atrás se sentó en el banquillo de los acusados en un juzgado de lo Penal de Vía Alemania, en Palma, más de seis años después de que ocurriera el incidente.

Inicialmente el Ministerio Público solicitaba para él una pena de 4.200 euros. El fiscal apreció el atenuante de dilaciones indebidas por el retraso que sufrió el procedimiento judicial. Finalmente el procesado tendrá que pagar una multa de 600 euros y abonar 776,88 al Ajuntament. La jueza dictó en el acto sentencia in voce.