El acusado, Bernardo Montoya, y Laura Luelmo. | Efe

El juicio por el crimen de Laura Luelmo ha dado comienzo en la Audiencia Provincial de Huelva con la constitución del jurado popular que juzgará a Bernardo Montoya, el único acusado de la agresión sexual y asesinato de la joven zamorana en El Campillo (Huelva) en diciembre de 2018. Desde las 10:45 horas, el tribunal, presidido por Florentino G. Ruiz Yamuza, magistrado de la Sección Tercera de la Audiencia, está constituyendo el jurado, formado por nueve titulares y dos suplentes, quienes deberán de dirimir sobre la culpabilidad o no del acusado. Tras ello, comenzará la sesión con la lectura de los escritos de conclusiones de las partes, se resolverán una serie de cuestiones previas planteadas por estas y posteriormente, tendrá lugar la declaración del acusado.

En la jornada de mañana está prevista también la declaración de dos testigos, mientras que por la tarde, se ha programado que sean doce las personas que testifiquen ante el tribunal. Montoya se encuentra desde las 9:37 horas en las dependencias de los juzgados onubenses a las que ha llegado en un furgón policial procedente de la cárcel de Huelva.
Ha bajado del furgón a cara descubierta y mirando a los numerosos profesionales de los medios de comunicación que esperaban su llegada; al tiempo que ha sido increpado por unas cinco personas al grito de «asesino» y «criminal».

Montoya se enfrenta a una petición por parte de la Fiscalía de prisión permanente revisable por un delito de asesinato y 32 años de cárcel -20 por un delito de detención ilegal y 12 por el de agresión sexual-. La acusación particular, que ejerce la familia de la víctima, y la acusación popular en nombre de la Junta de Andalucía han pedido también la prisión permanente revisable para el acusado.