Agentes de la Policía Nacional en Baleares.

0

Los delitos de odio registrados en Baleares en 2020 fueron 29, lo que implica una tasa de 2,5 casos conocidos por cada 100.000 habitantes, por debajo de la media nacional de 3.

Ocho de los 29 casos fueron por xenofobia o racismo, según los datos de la Oficina Nacional de Lucha contra los Delitos de Odio, facilitados al senador de Compromís Carles Mulet en respuesta a una pregunta que formuló sobre esta cuestión, ha informado el partido.

Además hubo 6 casos de discriminación por razón de género, 5 por orientación sexual y otros 5 por ideología. Las 5 restantes fueron por otro tipo de infracciones ligadas a delitos de odio.

Los hechos esclarecidos fueron 16, de las que 5 fueron en casos de discriminación por orientación sexual, 5 por razón de género, 4 por racismo y 2 por discriminación ideológica.

En 2020 se produjeron 10 detenciones en las islas por este tipo de delitos: 3 vinculadas de discriminación por orientación sexual, 3 por racismo, 3 por discriminación por género y una por discriminación por ideología.

La cifra de víctimas de delitos de odio fue de 31 en Baleares en 2020.