Personal del SAMU-061 y agentes de la Policía Nacional, durante la intervención en el centro.    | Julio Bastida

La Policía Nacional ha detenido a un joven argelino, de 17 años de edad, fugado del centro de menores tutelado Norai, acusado de atacar y herir a una mujer que estaba haciendo running por el Passeig Marítim de Palma.

Los hechos ocurrieron a las seis de la mañana del pasado jueves en la Avenida Gabriel Roca. La víctima estaba haciendo ejercicio por la zona peatonal cuando, de forma sorpresiva, el delincuente juvenil la cogió de los hombros y sin mediar palabra la tiró al suelo. En ese instante, un cómplice suyo se personó en el lugar y ambos le arrebataron una bandolera y diversas pertenencias.

Mientras la mujer estaba tirada en el suelo forcejeando con los agresores, el conductor de un turismo que pasaba por allí se detuvo para prestar ayuda a la víctima. De hecho, consiguió retener a uno de los acusados hasta la llegada de la policía. El menor fue detenido y acusado de un presunto delito de robo con violencia. Por su parte, una ambulancia del SAMU-061 trasladó a la deportista hasta el hospital de Son Espases. La investigación sigue abierta con la finalidad de localizar al segundo ladrón.

Lo más llamativo del caso es que, días antes, este interno del centro de menores tutelado del Consell de Mallorca, fue detenido por agentes de la Policía Nacional por provocar una pelea y atacar a un educador de Norai. En esa ocasión, varias llamadas alertaron a la sala del 091 de que se estaba produciendo una pelea, entre diez internos de nacionalidad argelina, que se estaban propinando empujones, patadas y puñetazos. El más agresivo de la pelea no cesaba de gritar a uno de los educadores del centro: «Te voy a rajar el cuello. Te voy a matar» y otras amenazas de índole sexual.

Cuando los policías lograron poner orden y reducir a los más violentos, se percataron que uno de los chicos había caído desplomado, por lo que precisó ser trasladado a Son Espases.

El apunte

El fiscal de Menores envió de nuevo al centro al interno que inició los altercados

Amenazó a los educadores, envió a un compañero al hospital, no cesa de provocar peleas y cometer robos, pero aún así, la Fiscalía de Menores, cuyo responsable es el fiscal José Díaz Capa, decidió poner al chico en libertad y enviarlo de nuevo al centro tutelado Norai. Unos días más tarde, el adolescente se fugó, asaltó a una mujer que hacía running en el Passeig Marítim de Palma y le causó lesiones. Nuevamente, la Fiscalía lo volvió a dejar en libertad. Las víctimas de este delincuente podrán reclamar daños a la Fiscalía.