Imagen de la batería de contenedores totalmente calcinada y de la explosión.

37

Nuevo episodio violento en Son Roca. A las 22:30 horas del sábado, agentes del Cuerpo Nacional de Policía y efectivos de los Bombers de Palma tuvieron que movilizarse de urgencia al declararse un incendio intencionado en una batería de contenedores ubicada en Son Roqueta, junto al parque que está ubicado justo detrás de la Plaza Virgen de la Milagrosa. Es decir, a unos 250 metros del polémico centro de menores Norai.

Según el relato de los vecinos, unos minutos antes se escucharon algunas explosiones. Acto seguido, se inició un voraz incendio que acabó calcinando por completo los contenedores de basura. Afortunadamente, el fuego pudo ser controlado con suma celeridad y no se propagó a las viviendas o vehículos próximos al lugar del suceso.

Desde hace unos días, la situación en la barriada es muy tensa y los enfrentamientos entre los internos del centro -argelinos en su gran mayoría llegados en patera- y la comunidad gitana va en aumento. Desde que estalló la guerra entre el IMÁS y los vecinos de la barriada de Son Roca y Son Roqueta se han multiplicado los incidentes graves y la presencia policial es continúa. Amenazas de muerte, dos manifestaciones multitudinarias en menos de una semana y algunas agresiones físicas y verbales han puesto en jaque a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

El detonante de los graves altercados y manifestaciones fue el incidente de un argelino que se encuentra hospitalizado, en estado grave, tras recibir una paliza por pare de un vecino de la zona al ver cómo el adolescente empezó a increpar a un grupo de chicas que se encontraba en un parque ubicado en Cap Enderrocat.

Los hechos tuvieron lugar a las 19:20 horas del pasado lunes. Según las primeras hipótesis de la investigación y el testimonio de varios testigos, el interno no cesaba de hacerles proposiciones de índole sexual a las chicas. Es más, también apuntan que llegó a tocarle las nalgas a algunas de ellas.En ese momento, un familiar de una de las víctimas se percató del ataque y acudió en auxilio de las chicas. Una vez allí, el joven se enfrentó al familiar y éste le propinó un puñetazo en la cara y una patada en la boca, dejándolo tendido en el suelo sangrando.

Rápidamente, agentes del Cuerpo Nacional de Policía y una ambulancia medicalizada del SAMU-061 se personaron en el lugar procediendo al traslado del herido hasta el hospital de Son Espases en estado grave. El chico tuvo que ser entubado dado que tenía problemas serios de respiración.

La investigación está en marcha pero en la zona impera la 'Ley del Silencio'. Nadie dice nada y nadie quiere saber nada. Payos y gitanos, más unidos que nunca han lanzado un pulso al IMÁS que, tal y como informó Ultima Hora en exclusiva, el centro de acogida Norai, en el barrio de Son Roca, tiene los días contados.

Aunque era un secreto a voces, no fue hasta el pasado viernes cuando se confirmó que comenzará a desmantelarse en un corto espacio de tiempo y los menores tutelados serán trasladados a una nueva instalación en Mallorca, más idónea y secreta, para evitar situaciones similares a las que se han vivido en la barriada las últimas semanas.