Un arqueólogo junto al pecio de ses Llumetes, en Porto Cristo.    | Ajuntament de Manacor

10

El pecio romano de ses Llumetes, hundido frente a la playa de Porto Cristo, fue expoliado a finales de enero de 2019. Un submarinista alemán, de 50 años, se apropió de tres piezas de plomo y una de cerámica de este barco del siglo I dC que naufragó en la costa cargado de ánforas, lamparillas, vino y aceite.

La Fiscalía reclama una condena de dos años de cárcel para el hombre por un supuesto delito continuado contra el patrimonio histórico.

El Ministerio Público recoge en su escrito de acusación que el hombre realizó una inmersión en aguas de Porto Cristo sobre las 16.00 horas del 30 de enero. La finalidad era apropiarse de bienes pertenecientes al Patrimonio Histórico Español que se encontraban en el pecio de ses Llumetes.

El submarinista, según la versión de la Fiscalía, sabía que con esa conducta ponía en peligro la pérdida o la destrucción del pecio. Al salir del agua fue sorprendido por agentes de la Guardia Civil con tres piezas de plomo y una de cerámica pertenecientes a la embarcación de época romana descubierta en los años 50.

El hombre, en fechas anteriores indeterminadas, había llevado a cabo diferentes inmersiones en este y otros pecios de Mallorca poniendo así en peligro los yacimientos subacuáticos de valor histórico.

El escrito de acusación señala que tras una inspección ocular se comprobó que el procesado, que fue detenido por la Guardia Civil, había dañado el pecio de Porto Cristo.