Un momento de la intervención policial en la zona de la plaza de Pere Garau de Palma.  | Pere Bota

31

Tres ciudadanos argelinos fueron detenidos este viernes por la tarde tras un violento incidente en la barriada palmesana de Pere Garau.

El grupo intentó entrar por la fuerza en una casa okupada por una familia subsahariana, supuestamente con la intención de quedársela ellos, pero la moradora se encaró y se produjo una pelea. Numerosos vecinos, alertados por los gritos, llamaron a la emisora del 091 y solicitaron la presencia inmediata de patrullas en la calle Lluís Martí, ya que al parecer los agresores habían esgrimido un destornillador y amenazaban a la mujer. Cuando los agentes llegaron, procedieron a la detención de los tres magrebíes, que estaban muy exaltados. Uno de ellos ya fue investigado en la operación del lunes en Palma contra una mafia okupa que traía a argelinos en pateras para que delinquieran en la capital.

Vecinos de esa calle y de Joan Mestre, muy cerca de la mezquita, se pusieron ayer en contacto con este periódico para denunciar la inseguridad en el barrio y los intentos continuos de okupaciones de pisos.

«Esto va a explotar»

Una de las vecinas contó que los residentes ya no aguantan más y avisó: «Si las autoridades no hacen algo, esto va a explotar, la gente aquí está muy cansada de robos, casas okupadas y mafias».