La Policía Nacional recuperó los patinetes robados.

6

Un ladrón muy activo y con un modus operandi muy definido. Del 2 de noviembre al 11 de diciembre de 2020 se apoderó de siete patinetes en Palma. Pero no acudía a ninguna tienda a por ellos.

Buscaba en Wallapop gente que los tenía a la venta, quedaba con ellos y una vez en el lugar de encuentro les pedía dar una vuelta de prueba en el vehículo de movilidad personal. Y ya no volvía.

La Fiscalía pide para el acusado, de origen portugués, doce años y ocho meses de prisión por seis delitos de apropiación indebida y uno de robo con intimidación. El juicio se celebrará próximamente en una sala de lo Penal de Vía Alemania, en Palma.

La voracidad delictiva del imputado, según el escrito de acusación pública, se inició el 2 de noviembre. Ese día quedó a las 16.30 horas en la calle Eusebi Estada para zanjar la compraventa de un patinete de la marca Xaomi que había visto en Wallapop. Habían fijado el precio en 514 euros. Todo parecía de lo más normal. Hasta que el acusado le pidió al vendedor poder dar una vuelta con él por las inmediaciones. El joven accedió. Pero el delincuente ya no regresó. Los días siguientes repetiría la acción en la calle Sor Catalina Maura, Llorenç Ribre, plaza Madrid, Sant Magí y en las inmediaciones de un supermercado, todo ello en Palma.

El 15 de noviembre elevó el tono de su fechoría y esgrimió una navaja a uno de los vendedores en el parque de Son Pizà cuando insistió en dar una segunda vuelta de prueba con el vehículo de movilidad personal. La Policía Nacional lo detuvo y recuperó todos los patinetes sustraídos.