El detenido, custodiado por agentes de la Guardia Civil. | OPC

44

El juez de guardia de Palma ha dejado en libertad con cargos al depredador sexual de Inca que había salido de prisión tras una treintena de ataques a mujeres y que en los últimos días intentó abusar de otras dos víctimas en Santa Maria.

El joven marroquí sufre una obsesión enfermiza con las mujeres y ha contado que está muy preocupado porque no encuentra novia, según han informado fuentes próximas a la investigación.

La última vez que fue detenido, en febrero pasado, algunos padres de menores de Inca lo esperaron en los juzgados de aquella ciudad y le amenazaron: «Si te volvemos a ver con las niñas te cortamos las orejas».

Noticias relacionadas

La puesta en libertad del acusado, asistido por el abogado David Colom, ha causado extrañeza en fuentes policiales.