La operación se ha desarrollado en el barrio de Pere Garau. | Youtube Última Hora

57

Un hombre, de nacionalidad argelina, ha sido detenido por ser el cabecilla de una banda de okupas que cometían numerosos robos en Palma. Esta operación ha sido llevada a cabo conjuntamente por la Policía Local de Palma y la Policía Nacional en el barrio de Pere Garau.

El detenido traía a la Isla a compatriotas en situación irregular para que formaran parte de un grupo especializado en robos en viviendas y a personas. Además, utilizaba a menores para cometer los robos, algunos de ellos fugados de centros tutelados.

Se le acusa de un delito de grupo criminal, de favorecimiento a la inmigración ilegal, trata de seres humanos y delito contra el patrimonio.

El piso franco estaba ubicado en el edificio okupa en la calle Pere d'Alcantara Penya esquina con Lluís Martí, a escasos metros de la calle Manacor.

La investigación, que sigue abierta, tiene vinculación directa con la 'Casa del terror' que, al ser precintada, motivó que este grupo se trasladase a este nuevo edificio. También se han realizado otros registros en las calles Joan Bauzà, Joan Mestre y Lluís Martí.