Pedro Ochando señala el molino okupado en el parque del polígono de Son Oms. | Pere Bota

35

El parque del polígono de Son Oms ha sido invadido por okupas. Un grupo de personas se han apropiado de los molinos y de una casa en mitad del bosque que pertenece al Ajuntament de Palma. Una familia que vive junto al parque ha denunciado esta situación y la Policía Local los ha desalojado en varias ocasiones, pero siempre vuelven a entrar. Los vecinos se sienten «inseguros e intranquilos».

«Son como una banda organizada», lamenta Pedro Ochando. «Este es un sitio muy majo, pero el problema que tenemos son estos señores que orinan y defecan delante de la gente». El vecino cuenta que su vivienda cuenta con una puerta de acceso al parque.

«Mi madre, que tiene 76 años, no puede ni salir a pasear. Tenemos a un tipo que vive dentro del molino que se pasea desnudo y defeca delante de nuestra casa», explica. «Ella necesita andar porque tiene un problema de artritis degenerativa y desde hace dos semanas no se atreve a salir porque se encuentra a un okupa en calzoncillos». La mujer dice que han coaccionado su libertad y han invadido su intimidad.

Los «70 u 80 usuarios habituales» del parque han dejado de venir, según explica Ochando, porque por las tardes y las noches «es territorio comanche». Los vecinos reclaman al Ajuntament que cierre el recinto por las noches y que desaloje a los okupas.

La idea del hombre es montar en la casa del bosque okupada un centro social con un merendero para los usuarios del parque y así evitaría que entraran constantemente okupas. «La gente está asustada», concluye Ochando.

Los vecinos lamentan las molestias que ocasionan estas personas en Son Oms

Peleas entre okupas, paseos desnudos por el parque o botellones en los bancos. Los vecinos lamentan las molestias que ocasionan los okupas del parque de Son Oms. Este espacio, según explica Pedro Ochando, se llena de basura por el incivismo de este grupo de personas que lleva un tiempo habitando los molinos y la casa del bosque. La presencia de los okupas «supone un problema de intranquilidad grave», añade Ochando, que se ha dirigido en varias ocasiones a ellos, pero nunca ha obtenido respuesta. «Es su técnica, tienen un manual de okupa. Todas las casas del Ajuntament del polígono de Son Oms están okupadas por un grupo organizado».