La madre ratificó en los juzgados la denuncia que desmiente el centro educativo. | ALEJANDRO SEPÚLVEDA

14

El certificado de un colegio de Palma, firmado por la directora, la jefa de estudios, la secretaria y una profesora, desmonta una denuncia contra un hombre por llevarse sin permiso a su hijo.

La madre del menor denunció el pasado mes de septiembre que su exmarido había ido al centro y que se llevó durante rato al niño, sobre el que el hombre tiene una orden de alejamiento por otra denuncia previa de la mujer. Durante ese tiempo se lo habría llevado a casa de la madre para colocar un dispositivo de vigilancia en el armario de una habitación.

Sin embargo, el relato que hizo la mujer en la Policía Nacional choca frontalmente con el certificado del centro que acredita que el niño no salió en ningún momento del centro: fue su madre quien lo dejó a las nueve y diez y quien lo recogió a la una y media del mediodía.

La denunciante se ratificó en su relato en un juzgado de Palma esta semana aunque introduce un nuevo elemento: justifica el certificado del centro público en que ella también ha denunciado a varios docentes por abusos.

La mujer denunció al padre por supuestos abusos hacia su hijo mayor que el hombre niega. El juzgado de Instrucción que asumió el caso impuso una orden de alejamiento para el denunciado respecto al menor, la medida más habitual durante este tipo de instrucciones.

A esta causa siguió esta segunda denuncia por quebrantar esa orden. Mientras el juzgado decide, la defensa del padre ha alertado de que los menores llevan cuatro semanas sin ir a clase.