Imagen de archivo del popular balneario en Andorra. | Redacción Local

3

El Centro Termolúdico de Caldea, en Andorra, vivió el pasado 10 de octubre un suceso un tanto surrealista. Una ventosidad, sí, un pedo, desencadenó una violenta pelea que terminó con tres personas detenidas.

Los hechos ocurrieron antes de la medianoche, cuando el establecimiento estaba a punto de cerrar y los últimos usuarios se encontraban en el vestuario. En ese momento, tal y como apunta el medio local 'Altaveu', uno de los clientes se acercó a otro y soltó una ventosidad.

Ese pedo dio paso primero a un intercambio de insultos que derivó en una pelea a puñetazos. Aunque los miembros de seguridad del centro intentaron disolver la reyerta fue imposible. Es más, el resto de familiares terminó uniéndose al intercambio de golpes.

La policía, requerida por el propio balneario, tampoco tuvo un recibimiento agradable. Varios de los implicados en la pelea terminaron insultando e incluso propinando golpes a varios agentes.

Finalmente tres personas fueron detenidas y posteriormente puestas en libertad tras pagar una fianza simbólica. Se les acusa de daños físicos y falta de respeto a la autoridad.