El suceso ocurrió la madrugada del pasado martes. | Policía Local de Alcúdia

7

Conducía una furgoneta de madrugada por Alcúdia sin carnet y cuando fue interceptado por la Policía Local, y tras dar positivo en la prueba de alcoholemia, se hizo pasar por su jefe, que era el propietario del vehículo y no le había dado permiso para cogerlo.

Al hombre se le ha imputado por cuatro delitos: usurpación de estado civil, conducción sin carnet, robo de uso de vehículo a motor y por conducir bebido.

El suceso tuvo lugar pasadas las 2.00 horas del martes. Una patrulla de la Policía Local observó a un conductor que circulaba de manera errática por la carretera de Artà, por lo que decidieron ir tras él.

En la calle Teodoro Canet se le dio el alto y comprobaron como tenía todos los síntomas de haber bebido alcohol. Tras realizarle la prueba arrojó un resultado positivo de 0,98mg/l, casi cuatro veces más de lo permitido. Parecía que el asunto quedaba ahí, pero no fue así.

Al día siguiente se personaron en dependencias policiales cuatro personas, entre ellas el conductor investigado. Entrevistados con los agentes, el hombre confesó que cuando fue interceptado por los funcionarios entregó la documentación de su jefe, con quien comparte domicilio, y que es el propietario de la furgoneta.

El empresario denunció los hechos poco después. No le había dado permiso para conducir la furgoneta, ya que carece de carnet que le habilite a hacerlo.

Por ello, y tras escuchar a todas las partes, el hombre quedó imputado por circular bebido, sin carnet, hacerse pasar por su jefe y por coger el vehículo sin el permiso del propietario.