La mujer, en el juicio, en la Audiencia de Palma. | A. Sepúlveda

2

La mujer que apuñaló a su pareja por la espalda en la cárcel vieja de Palma ha sido condenada a tres años y 10 meses de prisión. La acusada, de 31 años y nacionalidad española, se ha declarado culpable este jueves en el juicio en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial. No podrá comunicarse ni acercarse a menos de 300 metros del hombre en los próximos cuatro años y 10 meses. La agresora ha indemnizado a la víctima con 1.195 euros y el tribunal ha tenido en cuenta la circunstancia atenuante de reparación del daño.

Los hechos se produjeron a las 22.40 horas del 12 de agosto de 2020. La mujer, una amiga y la víctima mantuvieron una discusión en las instalaciones de la cárcel vieja de Palma, donde pernoctaban junto a otras personas. El hombre, de 39 años, pretendía que la amiga de su pareja sentimental se marchara de allí y la agarró de los brazos.

La acusada se abalanzó de repente sobre su compañero y le asestó una puñalada en la espalda con un cuchillo de cocina de 19 centímetros de hoja. Varias patrullas de la Policía Nacional y de la Policía Local se desplazaron hasta la prisión vieja para detener a la agresora, que ingresó en el área de Psiquiatría de Son Espases. La mujer entró en prisión provisional al día siguiente tras pasar a disposición judicial. El hombre fue trasladado por una ambulancia medicalizada hasta el hospital Son Espases, donde fue atendido. Las lesiones que sufrió tardaron un mes en curarse.

Una confesión espontánea de la autora de la agresión a los agentes de la Policía Local de Palma tras ser arrestada puso en alerta a los investigadores. «He urdido un plan para matar a mi pareja», les comentó. Las pesquisas tras tomar declaración a la víctima llevaron a los policías hasta la amiga de la detenida, que habría formado parte del plan para acabar con la vida del hombre. En menos de una semana después del incidente en la cárcel vieja, la amiga de la principal acusada, de 45 años, también fue detenida.